La cogeneración consiste en la producción simultanea de dos tipos de energía útil: la electricidad y el calor. De esta forma se reducen las pérdidas de energía y por lo tanto el combustible utilizado para producirla.

Proceso de producción

Se basa en el aprovechamiento del calor residual de un proceso de producción de electricidad para producir energía térmica útil (vapor, frío, aire/agua caliente, aceite térmico, etc.).

Como resultado, obtenemos un rendimiento energético claramente superior respecto a la producción por separado, que consiste, por un lado, en producir vapor en las calderas propias dentro de la fábrica y, por otro, en la compra de electricidad de la compañía eléctrica, la cual generalmente produce la electricidad en centrales eléctricas de condensación.

En la cogeneración se cuenta con un motor o una turbina de gas, los cuales accionan un alternador en el que se produce electricidad y los productos de combustión (gases de escape) se introducen en una caldera de recuperación de calor para producir vapor. En el caso del motor, el agua caliente también puede ser utilizada en el proceso